sábado, 11 de febrero de 2017

Juantxu Bazan: "Las políticas neoliberales son tierra hostil para las propuestas de reparto de trabajo"

Extraído de:


En un contexto político y social en el que la duración de la jornada laboral y la creación de empleo son asuntos de máxima urgencia, el castreño Juantxu Bazán, sociólogo y licenciado en Derecho, presenta una propuesta sobre la que lleva trabajando varios años, relacionada con ellos. Miembro de Equo Cantabria y del partido municipalista CastroVerde, expone que consiste en "repartir el tiempo de trabajo para crear empleo".

Para ello, explica que, con motivo de "distribuir su tiempo vital y privado de otra manera", habría trabajadores y trabajadoras que, "de forma voluntaria", desearían trabajar menos horas semanales, a sabiendas de que "no iban a perder en el empeño la parte proporcional de su salario".

Bazán desgrana esta hipótesis apuntando que "una reducción del 20% de la semana, es decir, un día de trabajo, podría implicar una reducción del salario del 9%, de forma que estos trabajadores tendrían la convicción de que esa disminución en los costes salariales iría destinada exclusivamente a la creación de puestos de trabajo".

Concretamente, señala que "se contrataría a personas desempleadas en aquellas áreas de necesidad para la empresa previamente pactadas mediante un proyecto de reparto de trabajo negociado entre trabajadores, empresarios y representantes sindicales".

Además, considera la necesidad de que, en este caso, la administración incentive y cofinancie el programa, puesto que "implicaría un retorno social incalculable por la vía de la creación de puestos de trabajo". Bazán hace hincapié en la "viabilidad técnica, jurídica y social" de esta propuesta, que recoge el lema 'trabajar menos para trabajar todos'.

Este y otros temas relacionados ha abordado Juantxu Bazán en la charla abierta que ofreció este pasado jueves en la Librería La Vorágine de Santander bajo el título 'Hablando de reparto de trabajo para crear empleo'.


"Es una tremenda oportunidad para resolver las desigualdades económicas y de género".

"Vivimos en un sistema capitalista en el que en las relaciones laborales hay una dualidad -una parte fuerte y una débil- que se ha exacerbado con las reformas laborales, y en especial con la del PP del año 2012", subraya el sociólogo.

El también director de la Escuela Taller de Castro Urdiales hace hincapié en que sus consecuencias han sido "la desrregulación y la ruptura del diálogo social, y un paro crónico que exige su actuación inmediata". "Las políticas neoliberales son realmente tierra hostil para poder caminar con este tipo de propuestas, pero justamente por esa razón las hacen más necesarias todavía".
Beneficios

A pesar de estas dificultades, también resalta algunos aspectos que hablan de "una cierta esperanza a la hora de caminar hacia el reparto del trabajo". Se trata de "experiencias que se han vivido en Francia y en Alemania, por ejemplo, y en todo el recorrido que ha tenido la historia del movimiento sindical que va unido a la reducción de la jornada del trabajo", expone.

Además, pone de manifiesto las llamadas de atención de una sociedad en la que "ya está empezando a vivir la cuarta revolución industrial con los efectos que pueda tener la robótica y la automatización sobre las relaciones laborales". En este sentido, menciona el 'contrato de relevo' que tenemos en España que, a su juicio, "es un paradigma, un referente positivo".

Por tanto, Bazán destaca que esa propuesta, expuesta anteriormente, conllevaría una "tremenda oportunidad para resolver las desigualdades económicas y de género, y para salvar las diferencias entre el trabajo remunerado y el no remunerado". Es por ello por lo que quiere dejar claro que "no es exactamente una propuesta de reducción de jornada sino que va más allá".

Señala que aborda "un componente subjetivo en el que lo esencial es la decisión que tomen los trabajadores para que controlen su propio tiempo de trabajo". "Es necesario sustituir los excesos de trabajo y de consumo por propuestas de reparto" ya que está en juego "la salud de nuestro planeta y de las personas". "Tenemos derecho a disfrutar más de la vida", sentencia Bazán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario