lunes, 17 de octubre de 2016

REPARTO DE TRABAJO Y RENTA BÁSICA, ¿REALIDAD O UTOPÍA?

Artículo publicado en Gara, 2015/06/21:


CONCEPTOS COMO RENTA BÁSICA, TRABAJO GARANTIZADO O REDUCCIÓN DEL TIEMPO DE TRABAJO ESTÁN AÚN POR CALAR EN LA SOCIEDAD E INCLUSO SON VISTOS COMO UTOPÍAS DESDE ÁMBITOS EMPRESARIALES E INSTITUCIONALES. EXPERTOS EN LA MATERIA CONSTATARON EN DONOSTIA QUE SON PROPUESTAS REALIZABLES, ADEMÁS DE NECESARIAS.


Albert Recio, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, Lluis Torrens, de la Universidad Pompeu Fabra y Eduardo Garzón, miembro de Attac-España desgranaron en el auditorio del Centro Carlos Santamaría del campus de Donostia sus propuestas en torno a la renta básica, el trabajo garantizado y la reducción de tiempo de trabajo. Una de las principales cuestiones que se puso sobre la mesa fue si se trata de medidas alternativas o complementarias entre sí y las conclusiones se inclinaron hacia la segunda. Es decir, que la aplicación de una no impide el desarrollo del resto.
Así, la renta básica se presentó como el mínimo exigible ante la dificultad de que exista empleo para todas las personas y, precisamente, las otras dos medidas están dirigidas a facilitar puestos de trabajo.
Los argumentos presentados por Torrens para defender la necesidad de una renta básica fueron, por un lado, la dificultad para que haya trabajo a tiempo completo para todas la personas y, por otro, la «insostenibilidad» del trabajo remunerado como único acceso a una vida digna.
Ante ello, propone una renta básica que consiga asegurar los mínimos vitales para todo el mundo al tiempo que evita la estigmatización de un sector de la ciudadanía y la extensión de la pobreza. Se trataría de una renta universal e incondicional de unos 7.471 euros al año para personas adultas –cantidad equivalente al umbral de la pobreza– y de un 20% de esta cantidad para los menores de edad.
Además de garantizar las necesidades básicas, Torrens destacó que la renta básica permitiría sustituir otras prestaciones. A su juicio, con ello y con la reducción del tiempo de trabajo, además de repartir el empleo, se garantizaría el acceso a los recursos necesarios de una manera más sostenible y equitativa.
Cómo gestionar el trabajo
Los otros dos ponentes se centraron en el ámbito del empleo, más concretamente, en cómo garantizar a todas las personas el acceso al mismo. La propuesta de Recio se dirigió hacia la reducción de las horas de trabajo no solo como medida para repartirlo sino también para que la vida laboral y personal de la gente sea «sostenible».
Partiendo del debate «clásico» en torno a la jornada de trabajo, la distribución de la renta y la calidad de vida que se materializó en la lucha por las 40 horas semanales, explicó que a lo largo de los años la perspectiva ha ido evolucionando. Desde la primacía de los ingresos económicos derivada de la irrupción de otras formas de consumismo hasta la defensa del reparto de trabajo, sobre todo en épocas de crisis, como vía para reducir el paro.
A ello se le ha unido en los últimos años la preocupación por la conciliación de la vida laboral y familiar, principalmente impulsada por las mujeres al verse imposibilitadas a poder desarrollar ambas facetas de su vida sin sacrificar la otra.
En resumen, Recio señaló que en un momento en el que «las empresas controlan la vida de la gente y es esta la que debe adecuarse al ritmo laboral», la clave está en dilucidar «qué tiempo libre tenemos, cómo compatibilizarlo con el empleo y cómo frenar el desempleo». Cambiar la dirección del debate del clásico «horarios Vs vida» al de «control del tiempo = control de la vida». Para ello, plantea discutir el modelo organizativo de las empresas, que es lo que «estructura» la vida de las personas.
Como complemento a la renta básica y el reparto del tiempo de trabajo, Garzón puso sobre la mesa el concepto de «trabajo garantizado» que define como «el estado como empleador de última instancia». En base a ello, tendría la obligación de ofrecer un empleo remunerado a quien no lo consigue.
«Debería ser algo residual. No se trata de sustituir trabajo privado por público, sino garantizarlo a quienes no lo encuentran», matiza, aunque reconoce que suena casi a utopía teniendo en cuenta el alto paro estructural existente. «Que no haya empleo no quiere decir que no haya trabajo», sostiene.
Dadas las claves generales, el reto sigue siendo impulsarlo y acertar en su desarrollo.

Vñideos de las ponencias (pincha en las imágenes):

 - Albert Recio, la Reducción del Tiempo de Trabajo


http://www.gipuzkoa.tv/eu/bideoaren-xehetasuna/jardunaldia-eztabaida-oinarrizko-errenta-bermaturiko-lana-eta-lanaldiko-denboraren-gutxitzea-proposamen-kontrajarriak-ala-osagarriak-2-5-zatia


- Lluis Torrens, Renta Básica :


 https://gipuzkoa.tv/eu/bideoaren-xehetasuna/jardunaldia-eztabaida-oinarrizko-errenta-bermaturiko-lana-eta-lanaldiko-denboraren-gutxitzea-proposamen-kontrajarriak-ala-osagarriak-3-5-zatia 


- Eduardo Garzón, Trabajo Garantizado:


https://gipuzkoa.tv/eu/bideoaren-xehetasuna/jardunaldia-eztabaida-oinarrizko-errenta-bermaturiko-lana-eta-lanaldiko-denboraren-gutxitzea-proposamen-kontrajarriak-ala-osagarriak-4-5-zatia







No hay comentarios:

Publicar un comentario