lunes, 24 de octubre de 2016

Reparto de Trabajo: una nueva filosofía para caminar hacia otro modelo de empleo.


Políticas para la creación de empleo hay unas cuantas que, con mayor o menor acierto, cumplen ese objetivo, normalmente a costa de degradar las condiciones laborales y salariales; pero entre las que existen, y las que aún podamos imaginar, tan solo el Reparto de Trabajo alcanza una fuerza innovadora que, además de crear directamente empleo, supone un paso en la transformación del actual modelo de empleo hasta el punto de colocar a los trabajadores activos en una posición decisiva para la creación de nuevos puestos de trabajo.

¿Qué pasaría si cuatro trabajadores se pusieran de acuerdo para ceder una parte de su jornada y su salario con el compromiso de dedicar el ahorro en costes en la contratación de un trabajador parado?

El Reparto de Trabajo implica una predisposición individual por la que la creación de empleo depende de la voluntad de trabajadores y trabajadoras para controlar su propio tiempo de trabajo. Con ello no debe hacerse a los trabajadores como responsables en solucionar el problema del paro, como si ellos hubieran sido los causantes, sería absurdo. Pero al igual que caminar hacia una mundo social y ecológicamente sostenible requiere de personas que den pasos, el Reparto de Trabajo implica que haya trabajadores voluntarios dispuestos a ceder algo de lo que disponen, una parte de su jornada de trabajo y una porción de su salario, para que el ahorro en costes sean utilizados por las empresas para la contratación de personas desempleadas. No debe calificarse esta actitud solo como altruista, porque a los trabajadores cedentes, voluntarios, les interesa controlar su propio tiempo, y cambiar jornada y salario por tiempo libre y calidad de vida.

Pero siendo como es la voluntad de los trabajadores condición necesaria para que podamos hablar de Reparto de Trabajo, no es sin embargo suficiente. Hace falta otra voluntad más: la de los empresarios. Las empresas debieran aceptar el Reparto de Trabajo, y a ello debiera ayudarles alguna forma de presión sindical. Esa aceptación, aunque suponga un pequeño coste económico, implica una oportunidad de innovación, potenciando nuevas áreas y propiciando unas relaciones laborales más positivas. Esto significa un cambio radical en las relaciones laborales. Una nueva filosofía que deja de ser una entelequia porque el Reparto de Trabajo es un programa viable técnica y económicamente.

Pero para ello hace falta, por fin, una tercera voluntad. La política. Voluntad política para que las diversas administraciones, cada una según sus competencias en materia de empleo, puedan impulsar políticas de Reparto de Trabajo para crear Empleo. La Administración debe colaborar en su financiación e incentivación por sus indudables ventajas sociales, impulsando estos Programas a cargo de las Políticas Activas de Empleo, pues al ser el Reparto de Trabajo un programa cofinanciado por los trabajadores voluntarios y las empresas, su implementación es menos costosa que otras políticas activas de empleo.

Los sindicatos deben comprometerse en esta tarea solidaria para con los compañeros y compañeras desempleadas, llegando a acuerdos en la negociación de los convenios. Ellos también se juegan mucho en esta apuesta; ¿de verdad creen que puede hacerse sindicalismo con una alta tasa de paro y una precarización creciente del empleo?

Este será el tema de la Jornada de estudio sindical por el reparto del trabajo para crear empleo que celebraremos el día 25 (19 h.) en Katakrak con Arcadi Oliveres, y el 26 (9 h.) en Condestable con Juantxu Bazan, Jon Bernat Zubiri y Joxemari Zendoia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario